¿La fascitis plantar es lo mismo que el espolón del talón?

No. La fascitis plantar es un problema mucho más común, pero el espolón del talón es mucho más común. Si te estás preguntando si la fascitis plantar y el espolón del talón son lo mismo, ¡la respuesta es NO! La respuesta es ¡SI!

Empecemos desde el principio: ¿cómo sabes si tienes fascitis plantar o espolón en el talón? Lo primero que tienes que hacer es obtener un diagnóstico preciso. Para aceritar esto tendrás que utilizar una herramienta precisa para diagnosticar la fascitis plantar: tu talón.

Si tu talón es como todos los demás, podrás ver el problema con el dedo del pie y por lo general será una mancha roja en el pie. No se verá como un punto negro o púrpura. Usted sabrá que tiene fascitis plantar si la mancha roja se hace más ancha y más ancha. Si las manchas negras o púrpuras son cada vez más pequeñas, este es el signo de la fascitis plantar. Si el talón no tiene manchas rojas o negras, no sufre de fascitis plantar. No tendrás que ir a un ortopedista. ¿Puede el cirujano ortopédico doblar mi dedo del dedo del dedo del de la parte o se debe hacer la cirugía? Solo pídele a tu médico de pies que te revise los pies. También puede pedirle un diagnóstico a su ortopedista o a un podólogo. Los síntomas más comunes de la fascitis plantar son pies y tobillos dolorosos y sensibles y, a menudo, dolor al caminar y correr. ¿Qué es la fascitis plantar? La fascitis plantar, también conocida como fascia plantar, es la inflamación de la piel de los pies. A veces se conoce como torsión plantar o rótula plantar. Es una afección inflamatoria que hace que la fascia plantar, o la piel que cubre los pies, cambie. La inflamación puede ser dolorosa y dolorosa para caminar y correr. También es una causa importante de lesiones en los dedos de los dedos de los dedos de los dedos. Puede afectar tanto a mujeres como a hombres. Esto es realmente impresionante, si lo comparas con comprar. ¿Cuándo tienes fascitis plantar? Típicamente, la fascitis plantar se diagnostica entre las edades de 12 y 25. Si es una persona joven y usted tiene síntomas de ella, entonces es el momento de que un médico lo revise.